Historia 1: Aianna Investiga

– ¿Mamá que haces? -pregunto la gata.  Aianna, estoy poniendo el nacimiento, mañana es el día de Reyes. ¿Sabías que Belita ponía el árbol de Navidad todos los años? Mientras tanto, tú y tu “biomá” se la pasaban tirando al caballo del pesebre. – Le narró mamá. 

– ¡Ay, mamá! Eso no es justo. Lo hacíamos porque siempre nos han negado un lugar de honor en el pesebre. Ponen hasta cerdos y caballos en los pesebres y a nosotros, los gatitos inofensivos, nos niegan nuestra participación. 

¿Tú sabías que ya los gatos éramos más amigos de las personas que los perros? – Siguió argumentando la gata.  Déjate de cuentos, que ustedes los gatos se la pasan buscando colarse en todos los lugares. – Replicó Mamá. 

– No mamá, en mi ADN está la historia completa de mis ancestros.  ¡Aianna! Basta de plática y hazme el favor de guardar silencio que yo necesito concentrarme y poner el pesebre antes de que anochezca. – Le dijo Mamá bien seria y firme. 

Más tarde, Aianna regresa de la biblioteca de mamá y viene arrastrando unos libros, entre ellos unos tomos de la enciclopedia y un libro de cuentos. Grita – ¡Mamaaaaá! Ven. ¡Te va a gustar esto! 

Mamá se sienta sobre la cama, mientras Aianna le va mostrando los libros y le dice excitada: – ¿Ves mamá, que nosotros ya estábamos en el medio Oriente donde Jesús nació? Cuando Jesús, de niño, fue a Egipto, mi tata-tatarabuela fue una de sus gatitas preferidas. Sí estuvimos cuando nació Jesús.

Lo que pasa es que los supersticiosos mancharon nuestra reputación. Pero desde hace 10,000 años antes de Cristo ya vivíamos en armonía con las personas.  Nosotros nos encargábamos de las ratas y las sabandijas, a cambio de una cama calientita durante las tardes. – Le terminó de contar la gata a su mamá.

10,000 años ya éramos amigos de las personas.

– ¡Vaya Aianna! A la verdad que yo no sabía nada de eso. ¡Con razón ustedes se la pasaban  tumbando los caballos que Belita ponía en el pesebre! Comentó Mamá reflexiva. 

– Mamá, nosotros los gatos y las gatas somos fieles, porque amamos libremente y sin ataduras. Así fue cómo Jesús amó a todos, con un amor libre. 


Las aventuras de Aianna.              ©Kathia Alsina

Se publican todos los miércoles a las 3pm en esté blog. ¡Suscríbete para que seas el primero en leerlas! Lectura ideal para niños de 6 años en adelante. También los padres pueden leerla a niños más pequeños.  Cuento e ilustraciones por Kathia Alsina Miranda. Edición del texto por Dra. Carmen Minerva Ramos. Ahora puedes auspiciar mi trabajo a través de “buy me a coffe” dónde tu aportación hace posible que yo logré mantener todo esto gratis.

Buy Me A Coffee

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .