Creemos

Kathia Alsina es una empresa social de enseñanza que a través de literatura infantil, talleres y mentorías creativas lleva esperanza, alegría, paz y armonía a todos aquellos que una vez se dejaron involucrar y seducir por sus emociones, tanto niños como adultos. Ella ha creado varios personajes y cuentos donde los lectores se ven reflejados y a su vez se trabajan situaciones emocionales tales como la desesperanza, depresión, soledad, codependencia, bullying entre otros.

Nuestros Valores:

Pilares de nuestro labor social/empresarial: Integridad, Honestidad, Valentía, Esfuerzo, Constancia, Acción y Respeto. No emitimos juicio por origen de raza, credo, orientación sexual y/o grado de escolaridad.

Nuestra Visión – Misión

Apoderar a los niños a través de juegos, creaciones artísticas y literarias. Enseñar la higiene emocional y como manejarla en el día a día de cada ser humano. Los niños son el presente de nuestra sociedad puertorriqueña por ellos y para ellos luchamos, creamos y soñamos con formar niños con un corazón espiritual sano.

Nos puedes seguir en las redes sociales @kelaiahwarriors en FacebookInstagram. Puedes llevar “Las aventuras de Kelaiah®” a tu escuela, cumpleaños, iglesia, grupo y/o empresa. Consiste en un drama sobre el primer libro del mismo nombre y juegos diseñados a través de la neurociencia, cada niño podrá aprender el valor de sus amigos, la importancia de tener dominio propio y un firme carácter e identidad. Reforzar los valores que hacen la diferencia en el trato justo hacia nuestros semejantes. Los niños se divierten mucho y salen fortalecidos para formar parte del escuadrón de Kelaiah® Warriors.

Info 787-610-5433/ transformatecreando@gmail.com.

©Kathia Alsina – Puedes compartir artículos, post blogs y otro material ( a menos que se establezca lo contrario) siempre que me de el crédito, colocando el enlace directo, y no sea para fines de lucro (en este caso, favor comunicarse con esta servidora), todas las imágenes de Kelaiah® Warriors/Aianna© y demás personajes están registradas y no se pueden utilizar sin previo consentimiento de Kathia Alsina. 

Historia #9: El Abrazo

Yo me acerqué con ternura y abrí mis pezuñas hasta abrazarla. Hay veces, en que las personas no se dan cuenta de que los valientes y sanadores también necesitan un abrazo. Es un toque para que se recarguen. En el cuarto, la luz violeta cubría a mamá y a toda su cama, pero no fue hasta que sintió

Historia 8 – Aventuras en la casa abandonada

Al salir por el portón, miré a mamá y luego volteé mi mirada hacia la casa abandonada. Mamá, tranquilamente, me dejó ir a explorar aquel laberinto que había entre carros viejos, un trampolín…

Historia 7: El trébol de la suerte

A la mañana siguiente, Mamá me invitó a bajar, pero yo estaba algo insegura. Sentí a Sombra y no quise ni asomarme por las rejas del balcón. Miraba a Mamá buscando su apoyo. …