Tiempo = Felicidad

Te imáginaste alguna vez que eras tan parecido a Brad Pitt o Ellen Degeneres? Alguna vez sé te ocurrió qué no importa tu salario, status social, religión o sistema económico de tu país, tu y yo estuviéramos viviendo un momento único en la historia actual?

¡Todos escondiéndonos de un germen «aparentemente» inofensivo que ha logrado parar el alocado movimiento no de una ciudad o sólo un país!

Todo el 🌎 Tierra está descansando del virus más mortal…

Tu, tu amigos, vecinos, compañeros de trabajo, hasta incluso de tus enemigos o sea de «NOSOTROS LOS SERES HUMANOS»

Sí, es cierto todos los humanos somos iguales en muchas cosas, la vulnerabilidad es una de esas que nadie mencionó en una reunión de negocios, ni tampoco en el estudió dominical de cualquier templo. Todos vamos alborotando, destruyendo y haciéndonos oír para declarar qué tenemos que tener un respiro y una tregua de aquello que en realidad nos está matando… El egocentrismo, finalmente el universo nos escuchó nuestros gemidos y hemos tenido la J U S T I C I A que tanto hemos soñado. Ahora tenemos tiempo para mirarnos las manos, observar a esa persona con la cuál convivimos pero nunca le décimos lo especial que es o lo divertido de su presencia que nos hace la vida más placentera. Tenemos el espacio dentro de la agenda para disfrutar de nuestros muebles y con la ropa más ordinaria reírnos a carcajadas con nuestros hijos, escuchar las músicas de otros, reconocer que el espejo ni la pesa mienten. Hoy cada momento nos hacemos más humanos y menos esclavos del sistema que nos ha tenido idiotizados por tantos siglos.

La peste nos hizo reflexionar, descubrir medicamentos que slavaron miles de vidas. Hoy una simple solución nos está acercando a las manos que dejé de mirar hace muchos años atrás 20 s e g u n d o s de vivir en el aquí en el ahora. Así este virus nos ha regalado el tiempo que con tanto afán, esperanza y fe hemos pedido con ahínco para disfrutar las cosas mas simples del día… El balcón que nadie vio, la tierra fresca de replantar un planta, compartir las miradas de complicidad entre las risas que nos caracterizan como seres eternos. Preocuparnos por los que viven bajo el mismo tiempo, compartir el espacio dejando de lado las discrepancias de convivencia o comportamiento. Practicando la buena fe, volviendo a soñar… Ese es el gran regalo que #COVID19 nos trajo este año 2020.

©Kathia Alsina – Mentor Creativo y Escritoria de la serie Kelaiah Warriors y Tanamá: Puente Arco Iris.

Prevención del Suicidio

Una y otra vez, noche tras noche sufres en silencio. A gritos silenciosos pides tregua, que alguien te socorra o mejor dicho que alguien pare esta agonía. Sí agonía en la que vives noche y día sin poder desahogarte porque tu familia piensa que eres blandita o un mamas boy porque NO puedes manejar tus emociones. O peor aún no eres suficiente macho pa aguantar la bebelata como un marcharán de verdad. Tu familia, hermanos, primos, tíos y cercanos se mofan a tus espaldas. Te tratan cómo sí de verdad no estuvieras ninguna necesidad. Cuando te quejas con alguien fuera de tu círculo familiar, te dicen nene ya estas grandecito para eso. O nena pasa la página. Pues este post va dirigido a todas las familias que aún están a tiempo de salvar a su familiar en peligro de suicidio o tu amigo que sufre silenciosamente por aparentar ser «lo suficiente» en esta sociedad.

He escuchado tantas veces en velorios, grupos de apoyo y hospitales hombres y mujeres lamentarse por que simplemente no se dieron cuenta que su amor, su nene o nena se fueron apagando cada vez un poquito más hasta que, explotaron. No vieron una salida viable a ser «lo suficientes» para ese padre, madre, herman@, tío o abuela así que con mucho dolor ellos decidieron quitarles el problema de sus hombros abandonando las ganas de vivir. La queja de ellos cuando las cosas ya son demasiado tarde es: sí solo me hubiera dicho, yo lo hubiera escuchado o sí el/ella supiera que lo amo demasiado y no sé cómo podré echar pa’ lante sin ellos. Lo más cruel muchas veces es que tu mejor amigo, novio, hijx, sobrinos, primos o hermanos se cansaron de tus comentarios cínicos o chismes familiares sobre su inestibilidad mental, causada en muchas ocasiones por la desinformación de las condiciones de salud mental. Puedes entender un cáncer, asma, autismo pero no una depresión, ataques de pánico o ansiedad, ptsd. Muchas veces las personas que lidian con todo esto, lo más que desean es no lastimar a nadie, pero por más que lo intenta no puede. Es igual aquél paciente que tiene el costerol alto por mejor que se comporte con sus citas médicas, tratamiento y el extra un día no pudo más y termino fatal en el hospital, nadie va a decirle que es que no tiene fe o peor aún que no se sabe controlar. Su mecanismo está defectuoso y sólo es eso. Así es el cerebro a veces no funciona como uno quisiera pero bueno, es mas difícil cuando otros te ponen mas presión encima, por mejor que te estes esforzando. Nadie ve tu esfuerzo y entonces uno se desploma. Y peor es cuando todos se burlan en vez de estrecharte la mano y ayudarte a pasar esto. Querido lector este mes logré mirar a su familiar a sus ojos, comparta con ellos integrándose en su forma de pasarlo bien y no a su manera. Sí conoces un poquito más a tu ser amado, seguramente cuando veas que tu persona especial no puede más, corre abrazalo y quedato con ell@ hasta que logré calmarse. Este no es el momento de hablar, aconsejar ni dar sermones o orar por ellos, es el momento en que Dios te va usar como sus oídos. Es hora de escuchar y abrazar. Tu familiar te lo agradecerá.

©Kathia Alsina – Mentor Creativo, Autora, Conferenciate

Ansiedad

«Manos sudorosas, pesadez al respir\nar, parece que el mundo se te quiere caer encima, te molestas por casi cualquier cosa y gritas, esperando que alguien en sí te comprenda. Llorando y temblando lo único que pides es que alguien te abrace y te diga, shh tranquilo, todo esta bien, estás aquí con mamá o papá…» Sí te suena familiar esta escena, y la has visto en tus estudiantes, amigos o familiares o experimentando: es un ataque de ansiedad.

¿Qué puedes hacer para que tu ser amado se sienta cómodo?


Primero déjame explicarte la ansiedad es una emoción regular de cualquier persona. Segundo es necesaria para nuestra supervivencia, así que experimentarla no es «de locos, ni gente rara». Sin la ansiedad en medio de una selva, lamento decirte que serás el almuerzo de otro más fuerte y feroz que tu. Ahora hablando en serio, puede que algunas personas sientan más ansiedad de lo normal, en especial en estos días que ha estado ocurriendo, también puede ser un síntoma de alguna enfermedad y/o un diagnóstico. Incluso todas las mujeres en su ciclo menstrual es usual que la sientan, se siente cómo si estuvieran abrumada, irritada y hasta explota por lo más insignificante.

¡Gànale a la ansiedad!

Algunas de las técnicas más fáciles es tomar una respiración profunda por la nariz y botar lentamente por la boca, puedes hacerlo 3 a 4 veces y luego sigues respirando normal. Esto hará que tu cerebro se oxigene, por el bombeo de sangre gracias a tus pulmones, cuando llega sangre a tu cerebro te sientes mejor. Algo que casi nadie te dice es que la ansiedad es una energía muy pesada que necesita ser liberada, así que lo mejor es cambiar el enfoque y emplearlo en un juego que te saqué 100% de ese estado con pensamientos repetitivos. Sí ves a una persona en medio de un ataque como el que describí al principio, ofrécele un vaso de agua frío y luego invítalo a jugar por ejemplo artimaña® o «stop literario©» , una ronda con cualquier de los juegos* en automático las personas cambian su enfoque, el juego los relaja y tercero toda la energía que estaba presa en su mente, es liberada, además reutilizada en pensamientos creativos y estratégicos.

Pero sí no puedes jugar por que estas en medio de una clase, una conferencia y/o un examen, es bueno la técnica creativa del puntillismo, uno de mis alumnos me comentó: «ay Kelaiah, esto de poner puntitos me relaja.» Lo bueno es que le puedes dejar una bella creación al profe o maestro en el examen, hecha de puntitos y esto ayuda a canalizar tus pensamientos, te enfocas en poner puntitos uno al lado de otro y tercero, luego de unos minutos ni te acuerdas por que estabas preocupado. Otra técnica igual de efectiva es tomar un papel en blanco, sin líneas, y escoger 4 marcadores de colores brillantes y alegres. Pueden ser que te gusten mucho, y empiezas haciendo un trazo de una línea a pulso lo más recta posible, como del largo de tu dedo índice. Luego tomas otro de los colores y haces otra línea justo al lado, así sucesivamente, hasta que vayas llenando todo el papel. Al final tienes una obra de arte y lo mejor es que recibes comentarios positivos, pero aquí entre nos, sabemos que fue una solución sencilla para vencer el estrés/ansiedad.

¿Cuéntame que otras técnicas de han funcionado? Este próximo sábado estaré compartiendo con la iniciativa de Embelequeando Juntos a las 2:00PM en el Parque Julia de Burgos, tendré libros y bookmarks a la venta. También el domingo 17 marzo estaré en Expo Baby durante el todo el día en el Centro de Convenciones Pedro Rosselló. Además estaré el 6 de abril ofreciendo el taller Crea Cuentos con tus hijos que tiene una tarifa especial hasta 17 marzo $72.00, info aquí. 787-610-5433

*Juegos artimaña y stop literario son algunos de los juegos que aprendes durante mi taller Crea Cuentos con tus hijos.
©Kathia Alsina – Autora, Mentora Creativa
Kelaiah Warriors: El secreto de la semilla
Talleres Transfórmate Creando©
http://www.kelaiahwarriors.com
Síguenos en Facebook/Instagram @kelaiahwarriors

Me atreví a soñar

Cuando decidí lanzarme por mi sueño 4 familias creyeron en el proyecto y los resultados han sido extraordinario. Ser agradecidos en el proceso es lo que nos llevó a celebrar la victoria y unión familiar; fruto de tomar decisiones arriesgadas y valientes. Disfruten la lectura de uno de los cuentos ganadores.

Adam el aventurero

Arte inspirado en la historia Adam el aventurero. ©KAM

Adam era un niño que podía volar. En uno de sus vuelos al desierto perdió el camino de regreso a su casa. Mientras buscaba el camino de vuelta a su hogar. Se encontró con una pirámides mágicas. Quería entrar a las pirámides, mas él sabía que no iba a ser fácil. El lugar estaba lleno de trampas aún entrando se encontró con una niña misteriosa y le pidió ayuda para volver a su casa. Ella lo invitó a seguir adelante y le dijo que encontraría el camino más tenía que ser muy valiente.

Adam se sentía triste, sólo, asustado y perdido, pero se armó de valentía y siguió adelante. Encontró una llave dorada que parecía ser la llave de una puerta… Adam estaba cansado, pensó que al final no encontraría nada y fue en ese momento que se encontró con dos puertas. Pero sólo podía elegir abrir una de las puertas. Tenía que tomar una decisión. Una de las puertas lo llevaría devuelta a su casa y la otra a un mundo desconocido y lleno de aventuras. Adam amaba la aventura así que decidió ir por ese camino aunque extrañaría a su familia. Decidió ser valiente y seguir sus sueños. Abrió la puerta y para su sorpresa se encontró nuevamente con la niña. Ella lo felicitó por ser valiente y seguir sus sueños y lo premió llevando a su familia a ese nuevo mundo dónde todos pudieron estar juntos de nuevo.

Fín

Autores

Momentos de pura energía creativa entre TODOS

Ricardo, Anayalee, Josier, Ryan y sus padres Ricardo y Erika; cuento creado en Taller Crea cuentos con tus hijos (junio 2018) – Mentor Creativa Kathia Alsina

Cuando te atreves a soñar, cosas mágicas ocurren. Este año 2018 ha sido un año de largos retos, alegrías, sorpresas y sobre todo agradecimiento. Hace un año NO imaginábamos el destino que nos deparaba como comunidad luego de susodicho huracán.

Kathia Alsina – Mentor Creativo, Autora: Kelaiah Warriors: El secreto de la semilla Taller Crea Cuentos con tus hijos Info 7876105433